La viuda negra de Daniel Silva

Extraordinaria novela de espionaje: tras varios atestados antisemitas en Francia y Bruselas, los servicios de espionaje de Francia, Israel y Jordania se unen para infiltrar a una médico judía nacida en Marsella en la célula yihadista responsable de los atentados. Trepidante, mucha acción, no puedes dejar de leer.

Un bombero, un picardías y una noche calurosa

Empecemos diciendo que un mes antes del episodio habían entrado en mi casa para robarnos.

Eran las 21h cuando mi marido se fue a una reunión de la junta directiva de Astrade. Me quedaba sola con mis hijos, cerré las puertas con cerrojo y nos fuimos a la cama.

Mi marido volvió a las 2 de la madrugada, no pudo entrar en casa, tanto cerrojo se lo impidió, empezó a llamar a la puerta, a los móviles, pero no hubo respuesta. Esperándose lo peor llamó a la policía y a los bomberos.

Sospechando un escape de gas, los bomberos entraron por la terraza y uno de ellos entró en mi dormitorio en la oscuridad y me zarandeó. No hubo sorpresa cuando abrí los ojos ( como si fuera normal encontrarse con un hombre cachas en mi dormitorio). Salí de la cama sin darme cuenta que iba con un sensual picardías y saludé educadamente al bombero. En seguida salió mi hijo de su cuarto, pregunto quién era el desconocido, le dije que era un bombero, le saludo y le deseo buenas noches y volvió a la cama, otro que no vio nada raro en encontrar a un desconocido en mi dormitorio. ¿Eso que dice de mí?

Salí junto al bombero que enseguida reconocí por que era uno de mis pacientes de la consulta y yo como si nada, con mi picardías hablando animadamente con el bombero. En un momento dado pregunté por mi marido y me contó que la policía no podía dejarlo subir hasta aclarar el asunto.

Y subió un policía y yo con mi picardías. También lo reconocí, aclaremos en este punto que yo era el médico de policías y bomberos del Ayuntamiento de Cartagena. Me tomó declaración y aclarado el asunto, dejó subir al desesperado marido.

Después del abrazo correspondiente por fin me di cuenta que iba en picardías y entonces vinieron las risas y el bochorno , sobre todo al día siguiente cuando tuve que pasar consulta.

Gracias a la policía local y al cuerpo de bomberos que con tanta discreción llevaron el asunto. Y ahora os voy a mostrar a mi salvador posando en calendario benéfico:

Guerras del Peloponeso 1 parte: PERICLES

Pericles nació a mediados del 490; su padre Jantipo era noble y su madre pertenecía a la familia noble de los Alcmeónidas.

La democracia era entonces el marco ideal para que un político hiciera carrera. Fue Jantipo, quien aprovechando la oleada de ostracismos, llevó a tribunal popular a Milciades, el héroe de Maratón.

Las dos lecciones que aprendió Pericles en su juventud fue la preeminencia de Atenas y el papel público que podían desempeñar todos y cada uno de los varones adultos de la ciudad.

La oratoria de Pericles fue recogida por Tucidides , su gran amigo y admirador( en contraposición de Platón que consideraba a Pericles como un demagogo adulador que habría dirigido a los atenienses al desastre)

Aunque Pericles estaba casado, tuvo una famosa amante,Aspasia, procedente de la elegante ciudad greco-oriental de Mileto. Los poetas cómicos de Atenas obtuvieron grandes éxitos en el extranjero “atacando” de forma cómica a Pericles atribuyendo a Aspasia el éxito de este, ya que divulgaron que la verdadera maestra de Pericles en oratoria y filosofía fue Aspasia.

Contemporáneos de Pericles y que se contaban como sus mejores amigos estuvieron algunos intelectuales que visitaron Atenas como el teórico de la música Damon o el filósofo Anaxágoras que fue el primero en afirmar que el “dios” sol solo era una bola de materia incandescence.

Tucidides fue quien recogió las proezas de Pericles en su famosa Historia de la guerra del Peloponeso donde incluye la famosa oración fúnebre pronunciada en 431-430 por Pericles.

Pericles empezó la guerra con Esparta….¿ por qué no ?

PERICLES