Sobre abuelos

“Un vida de coraje y de amor ”

Y viniste al mundo, con una sonrisa que iluminaba a todo aquel que te miraba. La primera en acogerte entre sus brazos fui yo, tu madre, ante la atenta mirada de tu abuelo, que dejaba entrever la felicidad de su corazón.

Que felicidad la de esos dos primeros años, tu alegría lo empañaba todo, cuantos futuros creábamos para ti, sin saber que la vida se puede truncar en cualquier momento, te puede dar su hachazo y dejarte herida de muerte.

Y sin saber cómo, de manera furtiva llegó la oscuridad penetrando por todos los poros de nuestras vidas, llegó y nos trajo consigo el aislamiento y la soledad dónde tuvimos que aprender a bailar. El autismo te dejó sin voz, sin alegría,enfadado con tu familia, con el mundo, encerrado en una coraza que ni mis más tiernas manos podían penetrar.

Llegue a ti a través de la música, cantándote todos los días la misma canción, esa canción que ya guardamos toda la familia como el más preciado de los tesoros. La que me permitió acercarme a ti, llegar a tu corazón. Y en esa lucha estuvo siempre tu abuelo , acogiéndote, arrullándote entre sus ya cansados brazos, hasta que un día se fue de la mano de Dios y emprendió su viaje hasta el más hermoso de los cielos.

Desde entonces, tu, hijo mía, buscaste la manera de llegar a ese Cielo y traerte de vuelta a tu abuelo, era tal el vacío que dejó en tu corazón que hasta hubieras cogido un avión para llegar a el. Lo que no sabías era que esos aviones que veías desde tu ventana, no llegaban a ese Cielo. Pero eras tenaz, un poco cabezota y en tu mente intranquila, ideabas siempre la manera de recuperarla. En tus sueños, hablabas con el, solo a el, los demás nos conformábamos con esa pequeña ventana a tu interior que nos abrías gracias a los pictogramas y el lenguaje de signos.

Y tu hermana mayor que no entendía el torbellino que estaba viviendo su familia, callaba, le inundó la tristeza, también su sonrisa desapareció. Nunca hubo por parte de ella protagonismo, nunca rabietas para llamar nuestra atención; ella vivió esos años en la intimidad, sola aunque estábamos todos a su alrededor. Fue lamiendo sus heridas hasta que iban cicatrizando y  con los años, ha sido tu mejor aliada, tu mejor amiga, tu mayor defensora. No puede haber un corazón más limpio, más grande, más humano, más generoso. Esa es tu hermana.

Y los años pasaban, las hojas de ese libro que es la vida iban pasando y nosotros llenábamos los capítulos de vivencias.    

Como madre no soportaba el dolor que sentía al no poder concederte tus sueños. Qué tristeza invadía mi corazón , cuando te veía encerrado en tu mundo, aislado, rebuscando entre fotos viejas la de tu querido abuelo y cuando la encontrabas venias corriendo a enseñármela, como si yo no supiese que ese era tu gran amor. Y entonces te enseñé a rezar, te enseñé que no hay sueños imposibles si confías en El, si dejas tu vida en sus manos. Y rezabas todas las noches, arrodillado a los pies de tu cama, con las manos entrelazadas y yo a tu lado, siempre a tu lado en tu oración silenciosa y al finalizar me dejabas arroparte entre las sábanas y cerrabas los ojos y esperabas el sueño para poder reunirte con tu abuelo y contarle tu día, tus miedos, tus frustraciones, tus dificultades pero también tus victorias, tus logros, tu esfuerzo por superarte.

Y los años transcurrían, años de trabajo duro, de esfuerzo, a veces de amargas derrotas y otras de júbilo al verte superarte día a día; creciste, te nos hiciste mayor y crecieron tus sueños, ahora ya no solo buscabas la manera de ver nuevamente a tu abuelo, ahora querías más, querías que María tu madre en el Cielo, Ella que todo lo puede, curará a tu abuelo de su leucemia, esa enfermedad que tan pronto y de manera cruel te la arrebató, querías que te lo devolviera, tú lo necesitabas más que nadie, a tu lado, no entendías que hacía en el cielo, aburriéndose el solo y su familia aquí, en la tierra, echándole tanto de menos.

Entonces te llevé a hacer la ruta mariana del norte de España y te llevé a orar a tu otra Madre y a hacia Ella deslizabas tu mirada temerosa pero llena de esperanza y le rogabas que curara a tu abuelo y le devolviera a tu casa, donde tú le esperarías, ansioso por abrazarlo y acurrucarte nuevamente entre sus brazos. Y tu Madre, que todo lo puede, seguro que te miraba con sus preciosos ojos y con su amor infinito acogía tu rezo en su corazón.

Pero necesitabas más, necesitabas encontrar el camino al Cielo de tu abuelo. Y un día, en esas vacaciones que hacíamos y hacemos en familia, te subí en el teleférico de Cantabria y subiste más allá de las nubes y tu corazón volvió a vibrar, sonreíste ya habías encontrado la manera de que el abuelo pudiera bajar en ese ascensor mágico y nos pudiera visitar.

Mi niño, mi amor, ese día derramé lagrimas de alegría al darme cuenta de tu infinita ternura, de tu amor incondicional, de no dejarte vencer por la adversidad…qué gran lección nos diste a todos. Esa manera tuya de “ver” y “sentir” es lo que hace tan especial. Nunca la pierdas. Se siempre tú, porque ya así eres grande, eres noble, bondadoso, cariñoso…

Yo siempre estaré contigo, acompañándote en este viaje, venciendo juntos las adversidades, celebrando las victorias y abrazándote y procurando tu consuelo cuando el dolor te llegue, porque siempre llega en algún momento, eso sí lo hemos aprendido, pero ya sabemos cómo superarlo, ya tenemos las armas necesarias para cuando llegue. Toda tu familia está preparada para cuando ese momento llegue, han sido muchos años de entrenamiento.

Y yo rezaré para que nuestro Dios me permita estar siempre a tu lado, cogidos de la mano en este viaje.

No me olvido de ti, la gran hermana mayor que sacrificó su vida para darle una oportunidad a su hermano pequeño. También estoy aquí para ti, para curarte tus heridas, para inundarte de besos y agradecerte tu sacrificio. Sé que nos has perdonado que no supiéramos darte tu lugar.

Os quiere

Mamá

Susurros en la oscuridad

Dolor, un dolor desgarrador, un corazón que inicia una carrera solitaria y dolorosa. Y con cada grito de desesperación se va desgarrando tu piel, tu alma…tus pies descalzos te llevan, sin casi darte cuenta, al borde de un pozo profundo; las lagrimas te ahogan, tus sentidos enmudecen y esa oscuridad va atravesando cada poro de tu piel y te susurra y te llama y sus garras se clavan en tu mente y se instala el silencio, un silencio atronador.

Y sin darte cuenta has dado el salto. Una caída solitaria a las profundidades del abismo. El corazón hace más lento su trote, va finalizando su carrera, la tristeza y la soledad te abrazan en la oscuridad …ya no hay lágrimas, solo el dolor profundo de la caída, cierras lo ojos y vas entrando,con una calma perturbadora, en la infinita negrura del más cruel de los abismos.

A lo lejos crees ver una luz tenue y una embriagadora melodía te llama en susurros, y vislumbras unas manos que desprenden compasión, pero están tan lejos…

Y empieza la batalla, la notas en tus heridas abiertas, sangrando lentamente, las lagrimas vuelven a invadir tus ojos cansados, tu cuerpo dolido de tantas luchas…y otra vez esas manos, esta vez más cerca, notas su calidez, su ternura, su amor. Te acarician, te abrazan y te envuelven en un tierno abrazo. Esas manos saben de tu dolor, de tus heridas en cada lucha librada, de tu aliento de desesperación y con un amor infinito te van abriendo el camino de regreso. Hay caídas en ese lento andar, temblores del alma sacuden tu cuerpo, el miedo te envuelve y las dudas te devoran…y ahí está, siempre ha estado ahí, nunca te soltó de la mano y nuevamente te levanta y te lleva entre sus brazos. Un beso roza tu mejilla, su aliento te devuelve a la vida.

Todavía no ha acabado el camino, pero ahora sabes que no estás sola.

Y César cruzó el Rubicón: “ iacta alea est ”

Y César cruzó el Rubicón y se inició a la guerra civil

Según mantiene Plutarco, las últimas palabras de César cuando se decidió a atravesar el río Rubicón, las dijo en griego, citando una línea del poeta Menandro, «tirado está ya el dado» (aneristho kubos), mientras que Suetonio sugiere la expresión latina «la suerte está echada», literalmente los dados están echados (iacta alea est)

La guerra civil comenzó en enero de 49 a.C. desencadenado por el odio profundo y obsesivo de Catón, Domicio Ahenobarbo y demás enemigos , todos decididos a que César no volviera a la vida pública como cónsul. Y la contienda no habría comenzado si César no hubiera dado tanta importancia a su prestigio y posición.

Un río: el Rubicón. Al norte del Rubicón, César tenía legítimo imperium y al sur del río, no. En cuanto lo cruzó, César se convirtió en un rebelde y en este sentido, sus enemigos consiguieron una victoria pudiendo reivindicar que estaban luchando a favor de la República legítima. Recurrir a su ejército fue un signo de que César había fracasado a la hora de conseguir sus propósitos por medios políticos. La suerte estaba echada, pero por el momento nadie sabía qué cara mostrarían los dados cuando dejaran de rodar.

Iacta alea est

Los 7 Reyes de Roma

REYES DE ROMA

1- Rómulo: hijo de Rea y el dios Marte; Rea era hija de Numitor soberano de Alba Longa, obligada a convertirse en vestal por su tio Amulio.

Rómulo fundó Roma en el monte Palatino.

Llevo a cabo el rapto de las sabinas.

2- Numa Pompilio: a el se debe el primer templo de Jano.

3- Tulio Hostilio: llevo la guerra contra la ciudad madre Alba Longa.

4- Anco Marcio: a el se debe la construcción del primer puente sobre el Tiber, el Pons Sublicius construido al sur de la isla tiberina.

5- Tarquinio Prisco: a el se deben las construcciones de la Cloaca Máxima y el Circo Máximo.

6- Servio Tulio: fue el primero en decretar un censo. Hizo adptar la táctica hoplítica de los griegos en el ejercito romano.

7- Tarquinio el soberbio: interesante el drama sobre el que se inspira Shakespeare para su tragedia la violación de Lucrecia.

Jaqueline Du Pré

Una de las violonchelistas más ilustres del S.XX, alcanzó la cumbre de su triunfo musical cuando tenía 20 años, en 1965. Fue cuando interpretó el “concierto para cello, de Elgar” junto a la Orquesta Sinfónica de Londres, bajo la dirección de John Barbirolli.

Felizmente casada con el famoso pianista y director de orquesta Daniel Barenboim con quién cosechó numerosos éxitos.

Pero en 1971, Jacqueline du Pré empezó a perder la sensibilidad y movilidad de sus dedos, afectada por esclerosis múltiple.

El deterioro físico fue en aumento y, en 1973, una joven Jacqueline du Pré tuvo que retirarse de las actividades musicales, cuando recién había cumplido 28 años.

De ella me enamoró no sólo su técnica que era extraordinaria, también su pasión, su enamoramiento, se fundía en un abrazo con su cello, parecía un baile de enamorados. Os dejo su interpretación más encomiable, el concierto de Elgar para violonchelo.

Ayer te besé en los labios, Pedro Salinas

Hoy recuerdo ese beso como si fuera ayer, se quedo en mi alma y noche tras noche acudo a él, buscándote, reteniéndote entre mis brazos…tal vez en otro mundo nos volvamos a encontrar.

Ayer te besé en los labios

Ayer te besé en los labios.
Te besé en los labios. Densos,
rojos. Fue un beso tan corto,
que duró más que un relámpago,
que un milagro, más. El tiempo
después de dártelo
no lo quise para nada ya,
para nada
lo había querido antes.
Se empezó, se acabó en él.

Hoy estoy besando un beso;
estoy solo con mis labios.
Los pongo
no en tu boca, no, ya no…
-¿Adónde se me ha escapado?-.
Los pongo
en el beso que te di
ayer, en las bocas juntas
del beso que se besaron.
Y dura este beso más
que el silencio, que la luz.
Porque ya no es una carne
ni una boca lo que beso,
que se escapa, que me huye.
No.
Te estoy besando más lejos.

César de Adrián Goldsworthy

Hace poco se discutía en Twitter quién había sido el mejor general de la historia. La disputa estaba entre Alejandro Magno y César. Yo opté por César entre otras cosas porque me parecía que reunía más cualidades que Alejandro. César, era descendiente de la familia Julia que proclamaban ser descendientes de Eneas, el gran héroe troyano que fundó Alba Longa. Así mismo se cuenta que Venus ( Afrodita) era la madre de Eneas ( por eso se le conoce también como divus julio).

A pesar de ser de la gens julia, César tuvo que partir desde cero como un hombre nuevo en su trayectoria política y militar.

César no solo fue un gran general ( admirado por Napoleón), también se supo granjear grandes influencias, fue un gran político, atractivo y seductor y un hombre feliz
Traducida ya a diez lenguas, aunque todavía no al italiano, la biografía “César” ha sido presentada en España por su autor, Adrian Goldsworthy, quien ha querido unir, por primera vez, la figura militar y política de un líder que “también fue un hombre feliz”.

La viuda negra de Daniel Silva

Extraordinaria novela de espionaje: tras varios atestados antisemitas en Francia y Bruselas, los servicios de espionaje de Francia, Israel y Jordania se unen para infiltrar a una médico judía nacida en Marsella en la célula yihadista responsable de los atentados. Trepidante, mucha acción, no puedes dejar de leer.

Guerras del Peloponeso 1 parte: PERICLES

Pericles nació a mediados del 490; su padre Jantipo era noble y su madre pertenecía a la familia noble de los Alcmeónidas.

La democracia era entonces el marco ideal para que un político hiciera carrera. Fue Jantipo, quien aprovechando la oleada de ostracismos, llevó a tribunal popular a Milciades, el héroe de Maratón.

Las dos lecciones que aprendió Pericles en su juventud fue la preeminencia de Atenas y el papel público que podían desempeñar todos y cada uno de los varones adultos de la ciudad.

La oratoria de Pericles fue recogida por Tucidides , su gran amigo y admirador( en contraposición de Platón que consideraba a Pericles como un demagogo adulador que habría dirigido a los atenienses al desastre)

Aunque Pericles estaba casado, tuvo una famosa amante,Aspasia, procedente de la elegante ciudad greco-oriental de Mileto. Los poetas cómicos de Atenas obtuvieron grandes éxitos en el extranjero “atacando” de forma cómica a Pericles atribuyendo a Aspasia el éxito de este, ya que divulgaron que la verdadera maestra de Pericles en oratoria y filosofía fue Aspasia.

Contemporáneos de Pericles y que se contaban como sus mejores amigos estuvieron algunos intelectuales que visitaron Atenas como el teórico de la música Damon o el filósofo Anaxágoras que fue el primero en afirmar que el “dios” sol solo era una bola de materia incandescence.

Tucidides fue quien recogió las proezas de Pericles en su famosa Historia de la guerra del Peloponeso donde incluye la famosa oración fúnebre pronunciada en 431-430 por Pericles.

Pericles empezó la guerra con Esparta….¿ por qué no ?

PERICLES

GUERRAS MÉDICAS

Las cinco batallas más importantes más importantes: Maratón (490),en la que los atenienses derrotaron a los persas que habían llevado a cabo una operación de saqueo por tierra en el Ática; las Termópilas (480), donde 300 espartanos intentaron impedir la entrada en la Grecia central a toda la fuerza invasora persa, unos 250000 hombres; Salamina (480), en la que destacó la participación de los marinos atenienses y corintios en la confrontación naval más grande que se conoce en toda la historia antigua.; Platea (479), en la que la infantería (los hoplitas) de Esparta desempeñaron un papel trascendental en la derrota de lo que quedaba de las fuerzas terrestres persas en suelo griego; y Mícale(479), donde un general espartano y otro ateniense obtuvieron la victoria final frente a las costas de Asía Menor, después de perseguir a la flota persa a través del Egeo.

Grandes hazañas:

1- en 481 aC se formó una liga helénica cuyos representantes debían reunirse en Corinto para decidir las cuestiones más importantes de la guerra.

2- Temístocles, el gran político ateniense, que con algunas estratagemas artificiosas que hizo grabar en las rocas unas inscripciones con mensajes en los que incitaba a desertar a los contingentes de griegos orientales y en Salamina donde envi un mensaje falso al rey persa.El ardid de Temístocles fue en último término la causa de la victoria griega.

Las historias de Herodoto, el autor que ha conservado el relato, los valores y los momentos decisivos del triunfo de los griegos. Cuenta Herodoto que en el amanecer del día del mes de septiembre en que tuvo lugar la batalla de Salamina fue Temistocles, el que pronunció el mejor discurso, donde contrapuso lo más noble y lo más vil que realmente puede darse en la naturaleza y el temperamento del ser humano y finalizó exhortando a que,de las dos alternativas, optaran por la mejor y dio la orden de que se embarcaran.

Temístocles

Para saber más sobre las guerras médicas, la mejor novela es Salamina de Javier Negrete, donde describe con gran detalle las batallas de Maratón, Termópilas y Salamina.

Los inicios de la democracia: Clístenes

Si tenemos que hablar de democracia, tenemos que hablar de Clístenes, miembro de la familia aristocrática de los Alcmeónidas, pionera en la expulsión de los tiranos atenienses.

Clístenes propuso en medio de una asamblea pública que se cambiara la constitución y que en todas las cuestiones, el poder soberano residiera en el conjunto de los ciudadanos varones adultos.

Visto desde una perspectiva moderna, seguían produciéndose notables exclusiones: los habitantes que no eran de origen ateniense ( los metecos o metoikoi), los numerosos esclavos y el sexo sin capacidad de raciocinio (las mujeres)

CLÍSTENES

Clístenes trajo una nueva justicia, el voto para todos los ciudadanos varones por igual y las bendiciones de una nueva libertad, la participación política.